Felicidad en familia

«La felicidad es ausencia de miedo»

Eduard Punset

 

En esta contingencia y, sobretodo en el confinamiento, es muy importante que pongamos especial atención en tratar bien a niñas y niños, y que los hagamos disfrutar tanto con lo que les decimos, que cuando sean adultos sigan con ganas de profundizar en el amor y el conocimiento de los demás.

Las mamás y los papás necesitamos comprender que, si queremos que nuestras hijas e hijos se sientan conectados con los demás para saber dar y recibir amor, necesitamos crear recuerdos felices, ya que los recuerdos de la infancia de nuestros niñas y niños se crean, moldean y recuperan con nuestra colaboración; y se convierten en los pilares de su identidad.

El Dr. Daniel Amen (2018), en su libro Cambia tu cerebro, cambia tu vida, nos dice que el vínculo afectivo entre padres e hijos es tan importante que anula otros factores que tradicionalmente se asocian a problemas de conducta, como el hecho de dedicarles poco tiempo y que cuando nos vinculamos de forma positiva nos sentimos mejor con nosotros mismos y con nuestra vida. Incluso recomienda crear pequeños momentos que se queden con nuestros hijos para siempre, esos en los que las pequeñas cosas de la vida resulten ser las más importantes.

Por ello te recomendamos crear un Rato especial al día que dure por lo menos 20 minutos, en el que mejores la calidad de la relación con tus hijos en poco tiempo. No se trata de enseñar, de dar órdenes, sermonear ni mucho menos castigar; únicamente de hacer que les guste estar contigo.

  1. Pregúntales con una actitud positiva lo que les gustaría hacer.
  2. Es momento de conectarte y establecer la relación, no de corregir conductas difíciles, para ello ocupa otro espacio.
  3. Señala todas las conductas positivas que puedas (para configurar la conducta, subrayar lo bueno es mucho más efectivo que observar lo malo).
  4. Escucha más que hablar.

Si sientes demasiado estrés, tu emocionalidad será mayor y te será difícil tomar buenas decisiones en la educación de tus hijas e hijos y establecer vínculos afectivos adecuados con ellos. En este caso, el Rato especial te será de mucha utilidad, pues podrás relajarte, conectarte con tus hijas e hijos y crear felicidad en tu familia.

Toma en cuenta que la primera condición para ser felices es tener la sensación de que controlas algo de tu vida y la segunda, las relaciones personales (Punset, 2012).

 

Marcela Cuevas Vazquez

Referencias bibliográficas:

Amen, D. (2018). Cambia tu cerebro cambia tu vida. Sirio.

Punset, E. (2005) El viaje a la felicidad. Destino.

Punset, E. [Fundación Cajacanarias]. (7 de mayo de 2020). La felicidad en tiempos de crisis. [Video] Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=N_LfjJ3QAt0