El amor en familia en tiempos del coronavirus

Como familia, hay momentos en que vivimos dificultades y emergencias por problemáticas internas o externas, como es el caso del Coronavirus o COVID-19. Esto ocurre no solo porque la salud de alguno de sus miembros se vea afectada directamente, sino también por el impacto masivo que existe a raíz de las medidas de prevención ante esta contingencia.

El exceso de información, la falta de esta, la incertidudmbre, el miedo, todo influye directamente en la forma en que cada miembro de la familia afronta la situación, todo lo que sentimos en casa se manifiesta en la sociedad y contribuye o no a hacer frente a esta problemática, a aprender de ella, superarla y lograr transformarnos por medio de ella. Si lo entendemos así veremos que esta es una oportunidad de crecimiento para enseñar a nuestras hijas e hijos a ser resilientes.

A las niñas y los niños, lo que realmente les afecta, no es la emergencia de la situación, sino cómo la interpretan mamá y papá, porque ellas(os) no alcanzan a comprender lo que sucede a lo lejos, sin embargo, las reacciones emocionales de los adultos que les rodean y que aman constituyen el mundo que los afecta.

Así, lo más importante es que cuides tus emociones, tus pensamientos y tus acciones en estos momentos de contingencia. Recuerda que comunicas, más allá de tus palabras, con tus acciones. Si tus hijas e hijos te ven tranquila(o), vivirán esta experiencia desde el amor.

Te damos algunas recomendaciones para que los acompañes de la mejor forma:

  • Inicia tu día antes que tus hijas(os) para darte un momento de relajación, en el que hagas respiraciones profundas y entres en contacto con tus emociones.
  • Al identificar lo que sientes, visualiza dos emociones positivas con las que quieras vivir ese día como alegría, paciencia, seguridad, amor, comprensión.
  • Recuerda situaciones en las que te hayas sentido de esa forma para contactar esas emociones e inicia tu día.
  • Al finalizar el día, haz una revisión personal de cómo te sentiste con tus hijas e hijos, no te juzgues y descansa relajando tu cuerpo con respiraciones profundas. Suelta tus pensamientos y enfócate en descansar. Retira todos los estímulos que te puedan quitar el sueño como el celular o la televisión.

 

En cuanto a las actividades que puedes realizar con niñas y niños para que vivan estos días de forma positiva te recomendamos lo siguiente:

  • Reúne a la familia y haz una representación teatral en la que entre todos representen esta situación con humor. La idea es que con diferentes personajes puedan relatar los sucesos para darle un significado positivo al encierro en casa y a la tensión que se está viviendo.
  • Enséñales a ser empáticos con la situación por la que atraviesan otras personas cercanas y ayúdales a identificar las emociones que los demás pueden estar sintiendo, que las reconozcan, que les puedan poner nombre y al final puedan pensar cuando ellos se sienten como se ve esa persona, qué es lo que necesitan. Hagan una lluvia de ideas para decir que se tendría que hacer cuando se sienten como esa persona.
  • Hagan un garabato con sus hijos e hijas que les ayude cuando esté ya dibujado e iluminado a hablar de lo que sienten.

 

La dinámica consiste en que todos se venden los ojos, tomen una hoja y se pregunten como se sienten y dibujen libremente en toda la hoja un garabato. Les puedes ayudar diciéndoles: Dibuja como te sientes aquí encerrada/o, que sientes cuando alguien habla del Covid-19.

Luego se quitan la venda y todos tienen que iluminarlo y decorarlo de acuerdo a como se sienten, cuando este totalmente iluminado deja que todos los niños hablen de que les asusta, que les da miedo, que les gusta de estar encerrados, posiblemente el garabato quede al final muy lindo.

Aprovecha entonces para explicarles que hay cosas que nos hacen sentir muchos enredos emocionales, pero dependerá de nosotros ver lo luminoso y de encontrarle el lado positivo asi podremos mejorar nuestras relaciones.

Con estas actividades podrás enseñar a niñas y niños a pasar por las adversidades con amor y a desarrollar la resiliencia.

 

Marcela Cuevas Vazquez

Referencias:

Cyrulnik, B. (2006). La Maravilla del Dolor. El sentido de la resiliencia. Buenos Aires, Argentina: Granica.

Pérez, P. (2006). Trauma, culpa y duelo. Hacia una Psicoterapia integradora. Bilbao, España: Desclée de Brouwer.