Mitos sobre el abuso sexual infantil

Curiosamente, cada vez que escuchamos sobre situaciones de riesgo a las que nuestros hijos pudieran estar expuestos, nos sentimos atemorizados o amenazados, y pensamos a ellos no les va a pasar.

Pero, en temas de Abuso Sexual Infantil, ¿también podrías asegurarlo?

Hagamos el siguiente ejercicio. Identifica con cuáles de estas afirmaciones estás de acuerdo.

  • Sólo la tocó un poco, no es tan grave; malo que la hubiera violado o golpeado.
  • El abuso sexual solo se da entre gente pobre, sin dinero o marginada.
  • Nunca he conocido a algún niño o niña de quien hayan abusado, eso casi no sucede.
  • Los agresores tienen algún problema mental, ellos son perversos y aislados, se drogan y se alcoholizan.
  • Sólo lo hacen los hombres, porque para todo buscan el sexo; no me imagino a una mamá abusando de su hijo o hija, eso no sucede.

¿Cómo te fue? ¿Con cuántas afirmaciones te identificaste? Si te identificaste con alguna, le estás atribuyendo al Abuso Sexual Infantil cualidades que en realidad no tiene y te estás basando en Mitos, lo que podría poner en riesgo a tus hijos.

Según expertos, uno de los obstáculos más frecuentes y con consecuencias más graves en tema de protección infantil son los Mitos.

La realidad es que el Abuso Sexual Infantil:

  1. Abarca desde utilizar lenguaje obsceno sobre sexo frente al niño o niña, mostrarle imágenes inadecuadas en películas o fotografías, pornografía, hacerlos ver, tocar o mostrar partes privadas, hasta violación (penetración), entre otras, TODAS GRAVES.
  2. Sucede en los contextos más cercanos: la casa, la escuela, casas de familiares o amigos.
  3. 7 de cada 100 mexicanos aseguran haber sufrido abuso sexual en la infancia, mientras que 1 de cada 10 conoce un caso en la familia (estudio «Percepción del abuso sexual infantil 2016-2018»).
  4. Aunque no hay perfil claro de agresores, generalmente son amables, confiables y empáticos con niñas y niños. Las adicciones no son un factor determinante.
  5. Aunque el porcentaje es mucho menor, también existen mujeres que abusan de niñas y niños.

¿Conocías toda esta información? Quizá puede parecerte increíble o amenazadora, pero no se trata de que desconfíes de todos lo que estén cerca de tus hijos y andes con miedo, sino de que conozcas los riesgos reales a los que se enfrentan nuestras niñas y niños.

Es importante que como mamá o papá cuides y protejas a tus hijas e hijos:

Desde el AMOR y No desde Miedo.

Sólo así podrás crear un vínculo seguro con tus hijos y dotarlos de herramientas que les ayuden a cuidarse y saber buscar ayuda cuando lo necesiten.

 

Referencias:

Baita, S. y Moreno, P. (2015). Abuso sexual infantil. Cuestiones relevantes para su tratamiento en la justicia. Uruguay: UNICEF