¡Cuidado con el Grooming!

De acuerdo con un estudio realizado en 2018 por la Asociación Mexicana de Internet, el 36% de la población usuaria en nuestro país son niñas, niños y adolescentes de entre 6 y 17 años, quienes, al navegar en la red pueden exponer su privacidad e integridad a diversos riesgos si no cuentan con las debidas precauciones. Uno de ellos es el grooming.

El grooming es la práctica, mediante del uso de internet, donde un adulto se hace pasar por un niño, niña o adolescente para ganarse la confianza de otro(a) y así poder conseguir datos privados y/o imágenes personales con contenido erótico, valiéndose de la seducción, el acoso, la manipulación y/o chantaje.

Las diferentes estrategias que el agresor/a usa para involucrarse con niñas, niños y adolescentes a través de establecer una relación de confianza son:

 

  • Falsificar su perfil, es decir inventarse una identidad que utiliza en redes sociales, foros de chat, correo electrónico, consolas de videojuegos, entre otros, donde simula ser un niño, niña o adolescente.
  • Analizar los gustos y preferencias de sus víctimas, para agregarlos a su perfil falso y producir una sensación de familiaridad y cercanía haciéndoles creer que comparten intereses.
  • Utilizar el tiempo a su favor para fortalecer vínculos de afecto y confianza con las niñas, niños y adolescentes a fin de que lo consideren “un amigo/a en quien pueden confiar”. La persona que agrede puede esperar días, meses o años para lograrlo.
  • Se vale de la manipulación, intimidación y chantaje para lograr que niñas y niños guarden en secreto todo lo que ocurre en su relación de “amistad”.
  • Hacer peticiones. Una vez que se ha ganado la confianza de sus nuevos amigos o amigas, comienza la solicitud de envío de fotos o videos portando poca ropa, mostrando el cuerpo desnudo o realizando actos sexuales; después, a cambio de no mostrar o difundir dichas imágenes, se pedirá más material. En este sentido, también se pueden solicitar encuentros a través de la cámara web y/o de manera presencial.
  • Amenazar a niñas, niños y adolescentes con difundir sus imágenes, videos o información personal, inclusive con hacer daño a algún familiar.
  • Aprovechar los sentimientos de vergüenza y frustración que provoca a niños, niñas y adolescentes por haberle brindado información y/o contenidos comprometedores, para obtener más material creando así una espiral del que la víctima no puede escapar.

 

Por eso, si detectas un posible caso de grooming o cualquier otro tipo de agresión que atente contra la integridad de niñas, niños y adolescentes a través de internet, primero considera que cuando alguien es agredido jamás será culpable por lo que le haya podido ocurrir y con esta perspectiva, no dudes en denunciar a través de contactar a la Unidad Cibernética de la Policía Federal llamando al número 088, las 24 horas de los 365 días del año; también puedes realizar una denuncia por medio de la cuenta de twitter @CEAC_SSPCMexico o a través del correo ceac@sspc.gob.mx

 

Te invitamos a conocer más, a través del estudio que realizamos sobre niños, niñas y adolescentes y sus hábitos en el uso de internet http://guardianes.org.mx/2017/11/16/ser-padremadre-de-adolescentes-era-cibernetica/ y a descargar las diferentes herramientas que desarrollamos para ti como mamá y papá
http://guardianes.org.mx/2017/11/16/herramientas-para-mamas-y-papas-guardianes/

 

Nayeli Sánchez Vázquez

Psicóloga egresada de la Facultad de Psicología de la UNAM, Psicóloga Infantil en el Cuidado de Niños y Niñas Profesional y Facilitadora en temas de prevención del maltrato y el abuso sexual infantil en Guardianes.

Sandra Méndez Prado

Pedagoga egresada de la Universidad Pedagógica Nacional, cuentacuentos voluntaria de “La playera de Filipón” y prestadora de servicio social en Guardianes.